Blog

Técnicas de Adiestramiento

¿Puede tu perro aprender imitándote?

A la pregunta del título de este artículo, la respuesta es si. Nuestros perros tienen la capacidad de aprender conductas únicamente imitando lo que hacemos.

La adiestradora y educadora Claudia Fugazza elaboró hace unos pocos años la metodología “Do as I do. Haz lo que yo hago”, que aprovecha las capacidades de aprendizaje social del perro para el adiestramiento.

Si bien, se trata de una perspectiva que apenas se utiliza en el adiestramiento actual, nuestra opinión es que tiene un margen de desarrollo y aprovechamiento inmenso.

Como señalábamos, durante este tipo de adiestramiento se aprovechan las potencialidades cognitivas y sociales del perro, lo que en la práctica significa que es capaz de aprender imitando lo que hace su guía humano.

 

Probando el método “Do As I Do” con nuestros perros

Desde Dog Train Cantabria investigamos, testamos y, si las consideramos de utilidad, incorporamos todas aquellas técnicas que pueden contribuir a enriquecer nuestro trabajo. Y eso mismo estamos haciendo con el método “Do As I Do”.

Aunque nos encontramos en una fase inicial, podemos adelantar que los primeros resultados que hemos obtenido nos han sorprendido gratamente, tanto por la velocidad con la que los perros han interiorizado esta forma de trabajar, como por lo positivo de los resultados.

 

Trabajando el Target con la imitación perro guía:

Los primeros ejercicios a los que hemos aplicado esta técnica están relacionados con el target: el perro debe tocar un objeto concreto con el hocico o las patas o bien situarse en un espacio específico.

 

  • Target con objetos:

Tras situar distintos objetos idénticos (unos pequeños conos) en un espacio, el guía le pide al perro que atienda.

Después se acerca a uno de los conos, lo toca y vuelve junto al perro. A continuación, le indica que imite el comportamiento.

Al cabo de un par de sesiones de apenas 10 minutos, el perro es capaz con un acierto del 100% de realizar el target en el cono elegido por el guía.

Hay que destacar que, al contrario que en el adiestramiento basado en técnicas puramente conductistas, al perro no se le realiza ningún gesto orientativo, no se le facilitan ayudas ni pistas, ni se le da una orden distinta para cada objeto. Tampoco se realizan miradas hacia el objeto que puedan condicionar al perro.

Simplemente, tras realizar la acción, se le ordena “IMITA” o “DO IT”.

Para avanzar en este ejercicio, es de vital importancia tener trabajada la atención hacia el guía a través del contacto visual.

 

  • Target con plancha:

En este segundo ejercicio, hemos situado una plancha de cerca de 1 metro cuadrado en el suelo.

El objetivo es sencillo: el perro debe acudir a la plancha desde una distancia de unos 10 metros y mantenerse en pie y estático sobre ella.

Se trata de un ejercicio básico de obediencia que en los métodos habituales se realiza a través de acercamientos progresivos y mediante gran cantidad de refuerzos de comida sobre la plancha hasta que el perro entiende que debe acudir y permanecer en la plancha. En estos casos, una correcta ejecución suele llevar varias sesiones.

Sin embargo, a través de la imitación, nuestro perro apenas necesitó 4 repeticiones por parte del guía en la misma sesión para imitar la acción sin ningún tipo de orden verbal o gestual, más allá del “DO IT” o “IMITA”.

 

  • Combinando ambos targets:

Por último, para comprobar que el perro distinguía entre las distintas acciones, situamos los conos del primer ejercicio junto a la plancha. Fuimos intercalando tocar conos con situarse sobre la plancha y, al igual que en los anteriores ejercicios, el porcentaje de aciertos se acercó al 100%. Al perro no se le daba una orden para cada acción (tocar el cono o ir a la plancha). Únicamente, tras realizar una una u otra acción bajo la mirada del perro, se le daba al perro la orden genérica “DO IT” o “IMITA”.

En breve subiremos unos vídeos demostrativos de los ejercicios.

 

Beneficio Principal del adiestramiento por imitación:

Este tipo de entrenamiento por imitación exige al perro un nivel máximo de atención al guía, por lo que consideramos que se trata de una saludable técnica para mejorar el vínculo con la persona.

Además, resulta muy satisfactorio el momento en el que comprobamos que el perro ha entendido la dinámica del ejercicio. Su motivación y buena actitud hacia el aprendizaje mejoran significativamente.

Aquí dejamos un link al libro / manual “Do as ido” de la educadora Claudia Fugazza.

 

DOG TRAIN CANTABRIA

En Dog Train Cantabria somos especialistas en adiestramiento canino, educación y mgestión de conductas. Realizamos programas de trabajo a domicilio en Cantabria y Bizkaia y también en nuestra instalaciones de Mioño – Castro Urdiales (Cantabria).